Profesionalidad y
Experiencia en la
Gestión de la Salud


E -mail: info@fisiogestiona.es 686 565 463

PH y alimentos estabilizadores

El pH es una forma de representar el carácter ácido, neutro o básico de una solución acuosa.

El agua pura está levemente disociada en iones H+ e iones OH- por partes iguales. Cuando la cantidad de iones H+ es mayor a la cantidad de iones OH- nos encontramos con una solución ácida. En caso inverso (OH- > H+) nos encontramos con una solución básica.La escala del pH

La forma más cómoda de medir la concentración de iones es mediante una escala logarítmica, que es el llamado pH. La escala va de 0 a 14, y el punto neutro es el 7. El pH neutro 7 (agua pura)  es equivalente a una concentración de 10 elevado a -7 iones-gramo por litro.

Un pH en el cuerpo humando inferior a 7 representa una solución ácida. Un pH superior a 7 representa una solución básica o alcalina.

Homeostasis y regulación del nivel de pH en el cuerpo

Hay varios sistemas mediante los cuales nuestro organismo regula los niveles de acidez o alcalinidad del cuerpo:

1.- Mediante la respiración, que hace que el anhídrico carbónico que espiramos de un carácter ácido a la sangre.
2.- Mediante los riñones, ya que nuestro organismo forma una orina más o menos ácida según las necesidades de equilibrio.
3.- Mediante la alimentación. Una dieta errónea puede provocar acidosis.

El cuerpo también dispone de un «almacén» de bases orgánicas que utiliza para restablecer el equilibrio en caso de que el pH del plasma sanguíneo varíe. Una mala alimentación provoca que estas reservas disminuyan y que pueda provocarse acidosis.
De esa forma, os dejamos algunas referencias de alimentos que oscilan entre la acidez y la alcalinidad:

Alcalinizantes

Verduras: (estas propiedades están datadas en su estado original, al recolectarse: remolacha, brócoli, zanahoria, repollo o col, coliflor, apio, acelga, pepino, dientes de león, berenjena, ajo, guisantes, lechuga, hongos, hojas de mostaza, cebolla, pimientos, calabaza, rutabaga o nabo, rábano, espinaca,  batatas, tomates, berro, trigo.
Frutas: (estas propiedades están datadas en su estado original, al recolectarse: manzana, albaricoque, aguacate, banana o plátano, bayas, moras, melón, cerezas, coco, pasas, dátiles, higos, uvas, pomelo, limón, lima, nectarina, naranja, melocotón, pera, piña, frambuesas, fresas, mandarina, sandía.
Otros: almendras, castañas, mijo, tofu, canela, curry, jengibre, mostaza, chile, sal marina, Miso, vinagre de manzana, polen de abeja, lecitina, melaza, agua mineral.

Neutro

(estas propiedades están datadas en su estado original)
Mantequilla, queso, miel, huevos, patatas o papas, aceites, porotos o frijoles, leche de soja, maíz, lentejas, aceitunas, moras, arándanos, ciruelas, ciruelas pasas, cebada amaranto, salvado de trigo, salvado de avena, maicena, avena, harina de avena, todo el arroz, centeno, espelta, trigo, germen de trigo, fideos, macarrones, harina de trigo, frijol negro, garbanzos, judías, lentejas, soya o soja, leche de soja, judías blancas, leche de almendras.

Altamente ácidas

De lácteos y grasas / Carnes / Pescados: crema, helados de leche, anacardos, maní o cacahuetes, mantequilla de maní, tahini, nueces, tocino, carpa, almeja, bacalao, cecina, merluza en alta mar, cordero, langosta, mejillones, ostras, cerdo, conejo, salmón, sardinas, chorizo, vieiras, camarones, mariscos, atún, pavo, carne de venado.

Otros: azúcar, edulcorantes artificiales, panes, frutas en conserva o ventanal, bollería, cereales refinados, chocolate, natillas, mermeladas, pasta blanca, encurtidos, sal de mesa, yogurt, alcohol, café, vinagre, mostaza, pimienta, refrescos o gaseosas, aspirina, productos químicos, drogas, tabaco.